Buscar hoteles en Aranda de Duero
Destino: Entrada: Salida:

Museos en Aranda

Aranda de Duero
Aranda de Duero es famosa por su gastronomía y sus vinos, así como también por su gran cantidad de fiestas y festivales que en ella se dan cita. Sin embargo, es un municipio que dispone también de una gran oferta cultural, como lo demuestra su gran legado histórico y artístico, así como sus museos, todos ellos muy interesantes y de temáticas muy diferentes entre sí, por lo que es aconsejable visitarlos todos durante nuestra estancia en la villa, si ello es posible.

Museo Sacro de San Juan

Los muros de la Iglesia de San Juan Bautista de Aranda del Duero, situada en una pequeña colina en las afueras de la población, han sido testigos de acontecimientos históricos de gran importancia, como el Concilio Provincial de la Archidiócesis de Toledo, que marcó el comienzo de una época de esplendor para la población.

Actualmente, los mismos muros acogen el Museo Sacro, en el cual se expone una muestra permanente de obras artísticas de gran valor que pertenecen a la archidiócesis de Aranda de Duero. Bajo el nombre de “Los caminos de la luz” podremos admirar en este lugar piezas que forman parte del legado religioso de esta villa, aunque también muchas que son parte del patrimonio de iglesias, ermitas y templos de otras localidades de la comarca.

En el Museo encontramos 7 secciones, con los siguientes títulos:

- Historia, tradición y patrimonio
- Luz de las gentes: la Iglesia
- Protagonistas y testigos de la luz
- Anticipo de la oscuridad y de gloria
- Yo soy la luz del mundo
- Vosotros sóis mis amigos
- A las puertas del Reino

A través de audiovisuales y pantallas interactivas, el visitante hace un recorrido a través de la historia que le muestra la manera de vivir la religión un pueblo y todo el arte creado a lo largo de los años.

Museo del Ferrocarril de Aranda del Duero

Este interesante museo se encuentra situado en la antigua estación conocida como “Chelva”, por la cual pasaba el tren que hacía el recorrido entre Valladolid y Ariza. Es un edificio de piedra que, debido a que gran parte de los creadores del ferrocarril eran oriundos del país vecino, es de estilo francés. Fue inaugurado a finales del siglo XIX, y circularon trenes por ella hasta finales del año 1984.

El edificio alberga también a la Asociación Arandina de Amigos del Tren.

En el museo podemos recorrer varias salas que nos explican tanto la historia pasada del tren como su presente, a través de diversos objetos relacionados con este mundo, como gorras, faroles, herramientas, billetes antiguos, y otros muchos. Asimismo, contiene espacions en los que se reproducen zonas concretas de los trenes, como la cabina o el vagón de viajeros.

Junto al edificio hay un antiguo vagón, la locomotora Gmnider, que conserva todos sus elementos originales y que fue donada por la compañía Azucarera de la localidad.

Museo de cerámica

Se halla situado en el Barrio de Santo Domingo de Aranda de Duero. Reúne una interesante muestra de objetos de cerámica tradicional. Hay una gran diversidad de objetos, representativos de la artesanía tradicional de la comarca de la Ribera del Ebro.

La muestra también incluye una gran cantidad de obras procedentes de otras zonas de la Comunidad de Castilla y León, así como del resto de España.

Los objetos expuestos son, en gran parte, artilugios usados antiguamente en la cocina, en las labores del campo, en el transporte, o en otras tareas realizadas por el hombre, lo cual sirve al visitante para, además de poder admirar la belleza de las piezas, hacerse una idea mejor de la vida cotidiana de otras épocas.

Museo Casa de las Bolas

Este museo, situado en la plaza de San Juan de Aranda de Duero, acoge una colección de pinturas, obras donadas por Félix Cañada, un segoviano que pasó parte de su niñez en esta villa.
© Digital Web Interactive, S.L. | Inicio | Aviso legal | Política de cookies