Buscar hoteles en Aranda de Duero
Destino: Entrada: Salida:

Las fiestas de Aranda de Duero

Aranda de Duero
En el momento de planear una escapada, o unas pequeñas vacaciones, uno de los muchos factores que inclinan a una gran cantidad de visitantes a escoger Aranda de Duero y sus alrededores como destino de su viaje es la gran variedad y cantidad de celebraciones y fiestas que se organizan en dicha localidad, en las que la tradición y el arraigo popular tienen un gran peso.

Para aquéllos que deseen participar, junto con los hospitalarios vecinos de Aranda, de algunos de estos festejos, mencionamos algunos de los más populares, por orden cronológico, dejando clara constancia de que no están todos los que tienen lugar a lo largo del año.

El día 17 de enero se celebra la festividad de San Antón, con una romería. Se procede a la bendición de animales, la tradicional procesión y, seguidamente, se lleva a cabo una subasta. En este día és muy típico comer rosquillas o el “pan de San Antón”.

El último día del mes de febrero tienen lugar las Marzas, fiesta que se remonta a la época de los asentamientos romanos en el territorio, los cuales celebraban los cambios de estación. Se encienden unas hogueras en la plaza y forman dos grupos que cantan versos alrededor de las mismas.

La Semana Santa es muy destacable en esta localidad, con procesiones todos los días. El acto más destacable es el conocido como “Bajada del Ángel”, que tiene lugar el Domingo de Resurrección y que básicamente consiste en el descenso, con un sistema de poleas, de un niño representando un ángel que despojará a la Virgen de su manto negro.

El 25 de abril tiene lugar la Romería de San Marcos, en la cual, partiendo del barrio de Sinovas, los vecinos van hasta la Ermita de Nuestra Señora de las Viñas. Allí se hace una comida que consiste en tortilla de chorizo y torta de pan, acompañadas por un buen vino de la tierra en botijo. Es también una celebración muy alegre. Por la tarde hay música, charangas y juegos.

El primer domingo de mayo tiene lugar el día de la “Cruz de Mayo”, durante la cual se traslada una cruz desde la Iglesia de San Juan hasta la Plaza Mayor, con el acompañamiento de danzantes, dulzainas y castañuelas. La cruz se queda en dicha plaza durante todo el mes de mayo.

El día 15 de mayo se celebra en Aranda de Duero la festividad de San Isidro Labrador, con una romería hasta la Ermita dedicada a este Santo. Dos días antes, el día 13, también tiene lugar otra romería, teniendo ésta como destino la Ermita de San Pedro Regalado.

El último sábado de julio o primero de agosto se celebra la Fiesta de las Peñas, la cual, como su mismo nombre nos indica, la organizan las diversas peñas de la localidad. Son unas fiestas muy divertidas, valiendo la pena desplazarse hasta Aranda de Duero para poder participar de ellas. De entre todos los actos que se llevan a cabo, los más destacados son la colocación de casetas, una comida popular y una alegre verbena que tiene lugar por la noche en El Ferial.

El día 24 de agosto se celebran las fiestas de San Bartolomé, patrón del barrio de Sinovas, perteneciente a Aranda. Durante las mismas tienen lugar bailes, comidas y todo tipo de actos lúdicos propios de este tipo de fiestas.

El primer fin de semana después del 8 de septiembre, y a lo largo de 9 días, los vecinos de Aranda de Duero celebran sus Fiestas Patronales en honor a Nuestra Señora la Virgen de las Viñas, durante las cuales tienen lugar una gran cantidad de actos lúdicos, religiosos, deportivos y culturales.

Las fiestas empiezan en sábado con el tradicional cañonazo y la ofrenda a la patrona. El domingo tiene lugar una misa y una procesión. Se pueden citar, como los actos más destacados, las corridas de toros, las charangas de las peñas, espectáculos para todos los gustos y edades, fuegos artificiales y los desfiles de gigantes y cabezudos.

Es digno de mención que se organizan un gran número de conciertos y de actuaciones musicales durante estos días, acudiendo artistas y cantantes de reconocido prestigio.

El último día se celebra el “Baile de la Rueda”, el cual, junto con la traca, son los actos que ponen fin a los festejos.
© Digital Web Interactive, S.L. | Inicio | Aviso legal | Política de cookies